La Levísima Trinidad.

“Mi sangre se ha transformado en tinta. …

Estoy envenenado hasta la médula.”

Jean Cocteau.


Invocación

Versos escribía Con tinta de sangre, y cada verso Cobraba vida


Hola, Baalas Taradczi, gran exégeta Hola, Johanna Dermosio, tremenda alquimista Hola, Amón Deúsimo, altruista y feliz envejecedor


Bienvenidos a este espacio mío


Tenéis los tres algunas cosas en común


Ninguno existís, salvo en este poema Si no fuera por él, no sé bien qué seríais, Aparte de una infinitésima posibilidad En un cuarto infinito lleno de infinitos monos


Y, ahora, los tres sois lo que sois,


Salvo tú Amón que fuiste también mujer y tal vez lo puedas volver a ser O tú, Johanna, que fuiste y sigues siendo perro, sin siquiera Y tú, Baalas, que fuiste un dios de género casi neutro, hasta que adquiriste conciencia desgraciada de ti, pobre e indigente


Sois tres, empecéis por donde empecéis la cuenta Y eso os une


Sois seres humanos, pero no del todo Y eso os une


Sois inexistentes, salvo en este espacio, Y eso, aparentemente, nos une


Os asesino consciente de que ya, Por virtud de vuestro ser arriba explicado, No podéis morir.


Por eso, generosamente:


FIN


Más poesía en:

Grupo surrealista de Madrid

Bukowski Club

La Bella Varsovia

Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes


#accionpoetica #arte #escritura #escribir #escrito #escritor #estrofa #literatura #poem #poema #poesia #poeta #poetica #poetry #publicación #sentido #verso

Recent Posts

See All

El Rey Vagabundo

Supe que tú, el Rey, ya no estabas Y que habías escogido el viento Como estribo para ese último brinco.