Bestiario 1: Amoeba Proteus


“Ahora escucha cómo carece de voz lo ausente”

Unai Velasco. Lectura de la primera Epístola a los Fantasmas.


“¿ ... qué se dice en los versos? ¡No se dice nada!”

V. Meyerhold. Notas taquigráficas de la Conferencia nº 2.



Ameba: Organismo microscópico unicelular que se mueve mediante seudópodos. Vive en aguas estancadas o parásito de otros animales. - Diccionario de Oxford

Soy una ameba cariñosa

De seudópodos pendulantes

Que tocan con delicadeza

El entorno hostil


Corrientes archiferomonales

Y microsusurros bioquímicos

Confirman un futuro fatal:


El deseo de limpieza

Lo invade todo


Así que sólo es cuestión de tiempo

Tarde o temprano vendrán a por mí


Colgarán en mi pared celular

Sus malhadados fetiches estériles


Antibacterianos desde que nacieron

O tal vez por formación curricular

Arrastrarán sus mortales antisépticos

Para obtener una limpieza perfecta


Podrán por fin,

Comer en su propio fregadero

Me destruirán

Por un alarde más de limpieza

Etno-higiénica


Y será demasiado tarde

Cuando descubran la ecuación:

Otro espejo más destrozado

Otro menos en que mirarse


Anticipo hoy esta muerte limpia

Y lloro lágrimas mitocondriales


Sabiendo que mi desaparición

Marchita toda posible esperanza

Incluida la de mi pobre asesino


Pero ni siquiera eso me consuela


Espero un deceso cierto

Y en tanto no ocurra

Con certeza séptica

Haré lo que sé hacer:


Ser una ameba cariñosa

De sentimientos pendulantes

Que tocan con delicadeza

El entorno hostil



¿Quieres encontrar más poesía en la web?

Sigue estos links:

Grupo surrealista de Madrid

Bukowski Club

La Bella Varsovia

Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

#accionpoetica #arte #escritura #escribir #escrito #escritor #estrofa #literatura #poem #poema #poesia #poeta #poetica #poetry #publicación #sentido #verso

Recent Posts

See All

Hiperbia: Cartografía.

Sombras y destellos, habladme Vida, te escucho Siluetas en muros y calles Cread el mundo Mostrad el sentido del viaje

El Rey Vagabundo

Supe que tú, el Rey, ya no estabas Y que habías escogido el viento Como estribo para ese último brinco.