Atraco, Paliza Y Muerte En Agbanäspach | Huele Como A Espíritu De La Tele (Su niatretne)

Teatro María Guerrero. Madrid.

Marzo 2021



Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach (a partir de ahora La Obra) es un éxito por aclamación. Las redes, el boca a boca, la taquilla, ... todas certifican la coronación de la nueva reina del escenario. Y escribir sobre ella es así más fácil, sabiendo que el premio al mejor triunfo del año es suyo, digan lo que digan los demás. Incluido yo.


"Hay guiños para todas las franjas de edad, para todos los gustos literarios, para todas las carreras o no-carreras estudiadas o no-estudiadas."


Y de eso quiero hablar. Del éxito.


Si buscan ustedes una referencia reconocible, algo que despierte la idea de que esa es su obra, La Obra (a partir de ahora L. O.) está llena. Hay guiños para todas las franjas de edad, para todos los gustos literarios, para todas las carreras o no-carreras estudiadas o no-estudiadas. Desde un aria hasta The Doors pasando por Arctic Monkeys. Desde un video-juego hasta Woody Allen, pasando por la vanguardia de la retaguardia del arte performativo. Después, todo consiste en rellenar los huecos con los chistes, muy brillantes. Desde un heraldo isabelino hasta un mimo de match de improvisación. ¿Lo quieren? Lo tenemos. Y además, rapidito.




"Parece que exportar este modelo al teatro es el gran reto de la dramaturgia actual. Ayudar a sentir mucho y deprisa. Que no pare."


Y de eso quiero hablar. De la tele-cine.


En L. O. (a partir de ahora Atraco, paliza etc) todo se sucede con gran velocidad, como si por fin hubiéramos encontrado la clave para fusionar dos enemigos irreconciliables: el teatro y la cine-tele. La acción, esa palabra maltradada en los apellidos cinematográficos y olvidada en el teatro, es hoy – en una versión descerebrada - la reina. Así que, para tener éxito, hace falta velocidad. Proponer mucho contenido, muy deprisa. Si además ocurren cosas vistosas y aparatosas, aún mejor. Parece que exportar este modelo al teatro es el gran reto de la dramaturgia actual. Ayudar a sentir mucho y deprisa. Que no pare. Además, para que sea aún más entretenido, todo tiene que parecer verdad. Real. De la vida.



"... con que haya un intérprete creando un personaje habrá teatro. Sin eso, hay una exposición o una muestra. Pero teatro, no."


Y de eso quiero hablar. De teatro.


El hecho nuclear del teatro es lo que le ocurre a un@ o vari@s intérpretes en un escenario. Es decir, la interpretación. Todo lo demás es accesorio. Puede faltar la escenografía, o la música, o incluso el guión. Aún así, con que haya un intérprete creando un personaje habrá teatro. Sin eso, hay una exposición o una muestra. Pero teatro, no. La revolución de Atraco, paliza etc (a partir de ahora Senén) no está en la interpretación. Vi intérpretes de escuela, haciendo a veces ejercicios de escuela, otras match de improvisación, otras veces simplemente gesticulando e imitando la vida.



"Agbanäspach propone algo maravilloso: disfrutar de las sensaciones de la revolución sin cambiar nada."


Y de eso quiero hablar. De la revolución.


La revolución es hija del deseo de cambio. La reacción lo es de la pregunta ¿para qué que cambiar? Senén (a partir de ahora Agbanäspach) propone algo maravilloso: disfrutar de las sensaciones de la revolución sin cambiar nada. La fórmula es esta: un guión cinematográfico extremadamente ingenioso (el verdadero valor de la obra), con referencias a todos los estratos culturales posibles, y con una sucesión de giros en la trama a un ritmo vertiginosos y sin filtro alguno en la sucesión de eventos. Pero en vez de rodarlo, se pone en escena. Y contínuamente se hacen referencias metateatrales y metacinematográficas, desde citas de otras obras (incluso en la propia escenografia y en la forma de hacerla) hasta fueras-de-obra como el episodio de los subtítulos. ¿Deconstructivismo? Sí, por qué no. O al menos, apariencia de serlo, porque ... ¿qué se deconstruye?



Y de eso quería hablar. De Agbanäspach.


Hay un lugar de ensueño, en el que todo puede ser. Fuera y dentro a la vez. Viejo y nuevo a la vez. Bueno y malo a la vez. Profundo y superficial. Todo junto. En el que los guiones se modifican a medida que avanza la obra. Y hay un lugar en el que se triunfa, porque se escenifica una obra que gusta muchísimo y te permite seguir haciendo lo que quieres, como quieres. Dentro y fuera de escena. Es un lugar en el que la imaginación y la audacia de poner en escena todo lo anterior, ocurre. En la escena del escenario y en la del público. Y ese es Agbanäspach.


"la revolución consiste en querer ser intérpretes que rompen con la vida para crear personajes sólidos"


Hay un lugar en el que la revolución consiste en querer ser intérpretes que rompen con la vida para crear personajes sólidos, más allá de una rusa que es rusa porque habla con acento ruso imitado; más allá de dos protagonistas sin conflicto, cuyo personaje es bueno porque es natural, de la vida misma. En el que la escenografía quiere ser más que un decorado ingenioso, y el vestuario más que una decoración. En el que el público recibe algo profundo y sale transformado, además de divertido. Y ese no es Agbanäspach.


"Me lo pasé muy bien en Agbanäspach. Fui feliz y me reí muchísimo."


Me lo pasé muy bien en Agbanäspach. Fui feliz y me reí muchísimo. Me entusiasmé con algunos de los giros en la trama, y me encantó el absurdo de muchas partes de la propuesta. Albet y Borrás son, sin duda, dos personas con un talento descomunal, y disfrutan de un éxito merecido y trabajado. Y me sumé al aplauso general con la convicción de que era lo mejor que veía en mucho tiempo. ¡Ah, el éxito!


Pero cuando salí de Agbanäspach volvió a invadirme la sensación de otra oportunidad perdida. Tanto mayor, cuanto mejor era el punto de partida.


En Agbanäspach el éxito y la revolución teatral española son lo mismo.


Pero fuera ... no.


Vissi d’arte, vissi d’amore,

non feci mai male ad anima viva


Con man furtiva

quante miserie conobbi aiutai.





¡Esta obra termina el Domingo 21 de Marzo!

Compra tus entradas siguiendo este link:


https://www.entradasinaem.es/ficha-espectaculo/3/249/atraco-paliza-y-muerte


¿Quieres ver más criticas?

Échale un vistazo a nuestras publicaciones anteriores:


Viejo Amigo Cicerón

Dirección de Mario Gas

Teatro La Latina

https://www.elmonoinfinito.es/post/viejo-amigo-cicerón-el-velo-de-la-palabra


La Lengua En Pedazos

Dirección de Juan Mayorga

Teatro Galileo

https://www.elmonoinfinito.es/post/la-lengua-en-pedazos-la-verdad-como-seducci%C3%B3n


Una Galaxia De Luciérnagas

Dirección de Aina Tur

Teatro del Barrio

https://www.elmonoinfinito.es/post/una-galaxia-de-luci%C3%A9rnagas-cuando-no-bastan-las-palabras



Links:


Teatro Español: https://www.teatroespanol.es


Teatro Maria Guerrero: https://cdn.mcu.es/temporada-actual/


Entrevista con Noa Albet y Marcel Borrás: http://revistateatros.es/entrevistas/entrevista-a-nao-albet-y-marcel-borras-por-atraco-paliza-y-muerte-en-agnabaspach_4020/