La Última Mosca



La Última Mosca

relato corto



Singue: Promachus consanguineus o, popularmente, mosca asesina. Mosca de hábitos carnívoros, endémica de las islas de Fuerteventura y Lanzarote.



Hay un singue en mi mano. Se ha posado en la palma y lo he atrapado. Zumba. Me muerde. Pero no lo suelto. Escucho a los guardas del Parque Natural Temático de La Graciosa. Están cerca, pero aún no me ven. No sé qué hacer. ¡Un singue! Una reliquia. No es venenoso. Y sin embargo cada mordida es una inyección mágica de nostalgia. El Safari-Casco me molesta un poco.


Zzzzzzzz. EL SAFARI-CASCO ES CÓMODO ... Oigo un zumbido. Aun así el casco tampoco está tan mal. Es cómodo.


Parece ser que tras el que llamaron “Plan de Apertura Naturbanística” o PAN, la instalación de un AquaPark perimetral, y la necesaria reducción del estatus de Parque Natural a Zona Silvestre Verde Desarrollable, las cosas cambiaron en la isla. Pero ya nadie se acuerda.


Zzzzzzzz. DISFRUTA EL PRESENTE ... Y además, qué coño, hay que disfrutar el presente. Por cierto, ¿qué hago con el singue? Teniendo en cuenta lo que hay ahora en su habitat natural, podría ser el último de su especie.


Los más viejos, cuando merodean por la Zona Libre y casi pierden el sentido en las casas de ocio, cuentan que hubo un gran proyecto. También susurran que el Comité Político-Financiero, el gestor oficial de nuestro territorio, tenía entre sus miembros a un consejero de Cerámicas Industriales Sociedad Total. Elegido democráticamente por la Asamblea Popular Económica, a su vez nombrada por el Cabildo Administrativo Insular Popular, el cual es elegido por los cuarenta empresarios más importantes de las islas, quienes a su vez han sido nombrados por votacion entre los últimos presidentes de las Cámaras de Comercio, que son amigos y cuentan con la confianza de los consejeros del Gobierno Local votado en las urnas. De ahí su legitimidad democrática. La de Cerámicas Industriales Sociedad Total, quiero decir.


Zzzzzzzzz. FUE MUY DEMOCRÁTICO ... La verdad es que, si el pueblo lo quiere así, así está bien. No me gusta llevar estos safari-cascos, pero no me lo puedo quitar. Al parecer, tienen un dispositivo de seguridad que se desbloquea cuando abandonas el parque. Abro la palma de la mano y miro al insecto a los ojos. Son redondos, brillantes, y en ellos puedo ver sombras de aulagas y lagartos, tierra y tuneras.

Parece que reflejan un mundo de azar que ya no existe. ¿Qué hago? ¿Lo suelto, o doy parte a los guardas del parque?


Cerámicas Industriales Sociedad Total, a causa de la última crisis, tenía un gran excedente de Material Cerámico Audio-Vídeo Reflectante. Y fue entonces cuando, de la noche a la mañana, El Artista, un influencer local, presentó en las redes su último proyecto: cubrir La Graciosa de cerámica beige mate. Justo el color del material Audio-Vídeo reflectante. Todo coincidía felizmente: La Graciosa necesitaba cerámica para un proyecto artístico de primer nivel; había una empresa con stock y dispuesta a venderlo; y El Artista, un influyente creador, muy amigo de un hombre que una vez habló por teléfono con César Manrique, y miembro del consejo de administración, tenía ese proyecto.



Zzzzzzzzz. FUE UN PROYECTO GENIAL ... Y desde luego, no ha quedado mal del todo. Mi casco hace unos ruidos extraños a veces.


El singue me muerde, y así me recuerda que tengo que hacer algo con él. Si llamo a los guardas del parque lo preservarán, que es lo que hicieron con toda la flora y fauna de la isla. El Comité Político-Financiero, ante las presiones de empresarios y ecologistas, y ante las manifestaciones populares - que un día eran a favor de la conservación del entorno natural, y al día siguiente a favor de la conservación de los puestos de trabajo -, decidió, vía decreto-ley, preservar la riqueza natural de La Graciosa.


Zzzzzzzzz. FUE UNA DECISIÓN SABIA Y DEMOCRÁTICA ... Seguramente fue lo mejor que podíamos hacer, porque, al menos, nos queda algo del antiguo parque ... este casco es extraño: es algo incómodo, pero si me siento molesto, zumba, y de repente todo mejora ...


Preservar fue un término legal nuevo: consistía en hacer un archivo electrónico de cada especie viva, de cada ejemplar geológico, de cada piedra y de cada pliegue del terreno. También de cada posibilidad de desarrollo, crecimiento o mengua, y de cada posibilidad meteorológica. Una vez creado el conjunto completo de items (así se llamaron los elementos que componían el parque) y el conjunto completo de escenarios (así se llamaron las diferentes combinaciones completas de todos los ítems para conformar una posibilidad de ocio concreta y terminada), con el objeto de preservar la riqueza natural de La Graciosa, se procedió a cubrir por completo la isla con Cerámica Audio-Vídeo Reflectante. Nada mejor para conservar la riqueza natural que digitalizarla, archivarla y luego eliminar el original: de esta forma, no correría nunca más el riesgo de ser deteriorado por las constantes visitas, por los taxi-todoterreno turísticos, por los desembarcos masivos de turistas armados con clínex y con ganas de orinar. La solución era fácil.


Zzzzzzzzz. FUE UNA DECISIÓN VALIENTE E INNOVADORA ... Sólo un gran gestor podría haber hecho una cosa tan audaz ... Ay, mi mano. El singue sigue ahí. Escucho las voces de los guardas cada vez más cerca. El singue zumba. Puede ser que, a pesar de la preservación, en algún lugar de la isla, la cerámica esté cediendo, y la flora y la fauna original estén a punto de resurgir. Y puede que éste sea un ejemplar que escapó del proceso preservador. A lo mejor no está solo y los singues se están reproduciendo. Es posible que este singue sea más que un insecto, y lo que tengo delante sea un símbolo de aquella Graciosa viva que retorna con fuerza. Aún más, a lo mejor ...


Zzzzzzzzz. A LO PEOR ... a lo peor este singue es el ser del que depende todo el resurgir. El pionero. El singue me vuelve a morder, esta vez con más fuerza. Las voces de los guardas están a mi lado.


  • Está aquí. Yera, es un visitante aparentemente perdido. Confirmo el 666 en cuanto pueda.

  • Y el 000 también.

  • Voy


A partir de aquel proyecto de preservación, el comité, tras recibir por error (iban dirigidas a los periódicos) la solicitud de publicación de cuatro esquelas, pertenecientes a cuatro consejeros que seguían vivos, decidió dar luz verde al ahora llamado Proyecto de Aprovechamiento del Parque Natural Temático de La Graciosa con la participación de las empresas locales. Los antiguos taxis turísticos se sustituyeron por lanzaderas con asientos de realidad virtual. A los nuevos turistas, al llegar a La Graciosa – y para mejor disfrute del parque – nos colocan este mono interactivo y este casco que llevo ahora mismo. Y al subir en la lanzadera se inicia una visita en la cual el material cerámico que tapiza la isla, refleja en el casco el parque natural original. Pero de forma individualizada. Cada casco es sensible a la actividad cerebral, y distingue si es placentera o dolorosa. Y mediante una serie de propuestas dicotómicas, va generando para cada visitante una imagen animada distinta. A las personas a las que les gusta la tranquilidad, el material cerámico les refleja en el casco un paisaje de conejitos y lagartos. A los más atrevidos les proporciona un paisaje volcánico en erupción. A los amantes del baño el mono y el casco les proporciona un baño en las aguas de la playa. Según la Ley del Pensamiento Popular, el casco tiene limitada su actividad a proporcionar sensaciones en el marco de la visita turística ... Salvo en el caso de riesgo ...


Zzzzzzzzzz. BIENVENIDO AL PARQUE TURÍSTICO NATURAL DE LA GRACIOSA. POR FAVOR, AJUSTE SU PROGRAMA Y SOLICITE AYUDA A UNO DE NUESTROS GUARDAS TITULADOS. EL ACCESO A PIE ESTÁ TERMINANTEMENTE DESACONSEJADO. El singue inicia una actividad frenética. Me muerde. Zumba. Me mira con ojos grandes. Si le suelto, todo puede cambiar. Volver a lo que era.


  • Yera, casco reseteado. Usuario controlado y a salvo. 666 era correcto, pero ya desactivado.


Abro la mano y dejo escapar el zingue.


  • Confirmado el 000. Pasamos a preservación.

.

Una lanzadera para a mi lado. Me invitan a entrar. Escucho el zumbido del zingue. Luego un sonido de corriente eléctrica. El zumbido cesa. Suena un golpeo diminuto y sordo desde el suelo.


  • Central, item preservado. 000 desactivado.

  • Copiado, compañero. ¿El usuario?

  • Disfrutando de nuevo.


En la lanzardera se está bastante bien.


Zzzzzzzzzz. DISFRUTE DE LA AVENTURA. Me gusta ir de vacaciones.






¿Te ha gustado esta publicación?

Échale un vistazo a:

Alta Política

"No había acceso al mar debido al acantilado de peñascos. La fuerza del Dios se presentaba allí a través de olas enormes que se atrevían a golpear a las rocas inmortales. En ocasiones las destruían por ser demasiado soberbias. Así lo explicaba Ham, el iluminado, el que sabía cosas en su interior, el que hablaba con el Dios."

https://www.elmonoinfinito.es/post/alta-pol%C3%ADtica

Recent Posts

See All

La Pasión.

¿Por qué seguir al sol parpadeando Si su duro fulgor nubla la vista? ¿Por qué hollar la maleza vil malquista Descalzo dolorido tropezando?